prestamos-a-plazos

Préstamos a plazos

Los préstamos a plazos tienen la capacidad de solventar tus problemas de dinero. ¿Necesitas dinero para pagar la factura de suministros, arreglar tu coche? Ya no tienes que esperar a final de mes para eliminar tu problema, los préstamos a plazos están aquí para brindarte la ayuda que buscas. Además el proceso de solicitud es online.

A continuación encuentras un completo listado de préstamos rápidos a largo plazo, para devolver el dinero en cuotas de pago mensual. Se trata de créditos para pagar a plazos con un periodo de devolución mayor a 12 meses. Así mismo incluimos algún préstamo a devolver en meses con un plazo de reembolso inferior cuando merece la pena.

 [wpsm_toptable id=”5303″ full_width=”1″]

Que son los préstamos a plazos

Se trata de créditos a devolver a plazos, por lo que la entidad crediticia permite devolver el dinero en cómodas cuotas mensuales. Si la cantidad es pequeña el préstamo se puede cancelar en 6 meses. Pero si la cuantía es alta, podrás obtener un periodo de tiempo a pagar en 12 meses e incluso más.

Sin embargo, si tienes la idea de adquirir bienes de consumo de elevado importe, es mejor fijar un plazo más largo y con tipos de interés atractivos, por lo que será recomendable solicitar créditos a plazos.

A continuación te mostramos una lista con algunos de los préstamos rápidos a largo plazo disponibles:

Requisitos para solicitar créditos a plazos online

Los mini créditos para pagar a plazos son accesibles pero para ello debes cumplir con las siguientes condiciones y requisitos:

  • Edad comprendidas entre los 18 y 80 años
  • Residir de forma permanente en España y contar con documento nacional de identidad (DNI o NIE)
  • Ser titular de una cuenta bancaria en un banco de España
  • Medios de contacto como correo electrónico y número de teléfono móvil a tu nombre
  • Acreditar ingresos recurrentes y suficientes que permitan hacer frente a los pagos de las cuotas mensuales.

Tipos de préstamos online a plazos

Los créditos para pagar a plazos permiten hacer la devolución en varias cuotas o mensualidades. Por tanto, la característica principal de los préstamos a plazos es que son flexibles, aunque podemos diferenciar varios tipos de crédito según importe y tiempo de devolución que otorgan.

Ahora vamos a detallar los principales tipos de préstamos a plazos juntos sus características más relevantes:

Préstamos con aval

Si te interesa solicitar este tipo de financiación los más conocidos son los préstamos con garantía hipotecaria así como aquellos en donde se deposita el vehículo como aval, En este tipo de crédito se precisa que seas titular de los bienes que avalan. Estos se caracterizan por ofrecer hasta un 60% del valor de la vivienda y plazos de hasta 20 años cuando es inmueble. Cuando se usa un vehículo como aval, el importe suele ser un porcentaje sobre el valor de tasación (aprox un 50%) permitiendo la devolución en algunos casos hasta en 36 meses.

Tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito permiten disponer de un límite de dinero según lo establecido por la entidad crediticia. Nos permiten devolver el dinero en cuotas, cantidades de hasta 5000€ habiendo una gran oferta de ellas en el sector financiero.

Préstamos personales a plazos

Se destinan a hacer realidad proyectos personales y suelen coincidir en ofrecer sumas importantes a devolver en meses. Estas suelen oscilar entre los 1000€ a 40 000€ para proyectos personales. Además nos permite devolver el dinero en cuotas de 12 a 96 meses.

Minicreditos a devolver en meses

Son préstamos rápidos online (enlace) que otorgan más de 30 días para la devolución. Permiten la solicitud desde 300 hasta 1000€ a devolver en cuotas. Plazos entre 35 días hasta 26 semanas. Sin requisitos ni papeleos pudiendo conseguir la transferencia del dinero al instante.

Antes de decidirte por una u otra opción es aconsejable que prestes atención a las condiciones de cada crédito para ver cuál te conviene.

Ventajas y Desventajas de los préstamos a plazos

Los préstamos rápidos a devolver en meses cuentan con muchos beneficios, pero también algunos pocos inconvenientes siendo lo que vamos a mostrar a continuación.

Antes de comenzar con la solicitud de tu préstamo a plazo debes ser consciente tanto de sus pros como contras:

+ Intereses más elevados

+ Si careces de ingresos periódicos y suficientes no recibes el crédito

+ Debes pagar comisiones extra en caso de incumplir alguna clausula del contrato.

En cuanto a las ventajas destacamos la rapidez, flexibilidad, alta tasa de aprobación y mínimos papeleos que requiere su tramitación.

Cómo funcionan los préstamos a devolver a plazos

Estos préstamos rápidos a devolver en meses se piden en entidades financieras, casi siempre en prestamistas privados quienes disponen de plataformas en línea en donde poder hacer la solicitud.

El proceso para solicitarlos es muy simple, seleccionas la cantidad de dinero que necesitas y el tiempo para devolverlo. Automáticamente te indican el tipo de interés que debes pagar. Más tarde debes negociar el plazo de amortización según el crédito que desees. Una de las características de la gestión de estos créditos son los pocos papeleos, requisitos ni avalistas que piden las empresas prestamistas.

Tasas de interés de los préstamos a plazos

Los créditos online a plazos acostumbran a tener intereses superiores a la media debido a la rapidez con la que obtienes el dinero y los pocos requisitos. Además, estas tasas varían según el prestamista privado deseado, tu solvencia, edad, historial crediticio así como tu fuente de ingresos.

De esta forma, cuanta mayor sea tu solvencia mejores condiciones es probable que obtengas, y lo mismo a la inversa.

prestamos-a-plazos

Por ejemplo, hay compañías crediticias que otorgan montos entre 1000€ a 30 000€ las cuales ofrecen un tipo de interés nominal (TIN) entre un 0% al 22,12%. Respecto a la tasa anual equivalente (TAE) suele oscilar entre un 6,95% y 24,52%. Estos intereses de igual modo fluctúan según la finalidad o destino del dinero siendo otro variable a tener presente.

El coste final de un préstamo plazos depende finalmente de las comisiones y del tipo de interés aplicado. No debemos fijarnos solo en la TIN con un mínimo del 4,5% (Tasa interés nominal), sino que conviene comparar la TAE (Tasa anual equivalente) la cual incluye tanto el interés más las comisiones cobradas. De esta forma podemos tomar una mejor decisión y en caso de dudas consultar con un experto.

En cuanto a las comisiones que suelen asociarse a la contratación de un préstamo a plazos destacamos:

  • Comisión de apertura y formalización
  • Comisión de estudio
  • Comisiones por demora e impago en caso de retraso
  • Comisión por amortización anticipada del crédito.

No olvides que no todos los préstamos a largo plazo ofertan los mismos importes y condiciones. Por esta razón conviene comparar los créditos a largo plazo existentes, ver sus características y condiciones más la flexibilidad para el pago de cuotas.

Porque pedir un préstamo a plazos

Seguidamente te vamos a mostrar algunas de las razones por las cuales tiene sentido solicitar préstamos rápidos a largo plazo:

Cantidades altas: Los créditos a plazos permiten solicitar importes más elevados. Así mismo el periodo de tiempo puede ser más largo dividiendo el reembolso en cuotas mensuales.

Sin avalistas: Los prestamistas privados no piden avalista que avale tu solicitud de crédito, al contrario, solo tienen en cuenta tu perfil financiero y económico para ofrecerte el crédito.

Rápidos y fáciles de conseguir: En minutos puedes tener la solicitud termina y el dinero en tu cuenta bancaria en 1 hora. Sin desplazamientos, esperas ni colas, también ahorras en el envío de documentos y papeleos pues se reducen al mínimo.

Flexibles en los trámites: Es el cliente quien decide cuanto y que plazo necesita para cancelar el dinero. Los requisitos son además simples y sencillos no estando rechazados los préstamos a plazos con ASNEF.

Sin nomina fija: A la inversa de los bancos no es necesario contar con nomina fija de una empresa para solicitarlo. Pensionistas así como trabajadores autónomos pueden igualmente pedir la liquidez, solo precisas justificar ingresos regulares y suficientes para garantizar la devolución del importe.

Solicitud préstamo a plazos

1 – Primero debes entrar a la web del prestamista. Una vez dentro debes usar su simulador y calcular y seleccionar la cantidad y periodo para reembolsar el dinero.

2 – En segundo lugar debes rellenar un formulario en línea al registrarte con tus datos personales, bancarios y financieros.

3 – Después debes confirmar y verificar tus datos para que la entidad de crédito pueda comprobar que eres tu quien dice ser. Más tarde la entidad de crédito te contactara por SMS o llamada telefónica para explicarte los detalles del financiamiento.

4 – Por ultimo confirmar la información que has proporcionado y esperas respuesta. Si todo sale bien te transfieren el dinero a tu banco en minutos.

Préstamos a plazos con Asnef

¿Estás listado en algún registro de morosos como Asnef (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito)? Si nuestro nombre aparece registrado en alguna lista de morosos esto no nos impide la concesión de nuestro crédito a  plazos.

Sin embargo, debemos entender que si nuestra situación económica y perfil financiero está dañado, habrá más riesgo para el prestamista y será más difícil.

Para solicitar un préstamo a plazos con Asnef primero habrá que reunir las condiciones que piden la entidad crediticia demostrando capacidad de pago. Una vez superado este análisis de riesgo podremos conseguir nuestro préstamo y devolver en meses el mismo.

En nuestra web te mostramos los distintos tipos de préstamos a plazos con ASNEF existentes. Como puedes ver a continuación hay una variedad de créditos para pagar a plazos sin importar Asnef.

– Préstamos con garantía o aval

– Préstamos personales a plazos

– Mini créditos a plazos

– Tarjetas de crédito

En nuestra lista de préstamos con Asnef puedes encontrar muchas de estas opciones. Pero, recuerda que los préstamos a plazos nos dan la posibilidad de devolver el dinero en cuotas, algo que no todas las empresas aceptan.

Tiempo para devolver el dinero en cuotas

¿Cuánto tiempo tenemos para devolverlo? Los préstamos a plazos suele varíar el numero de cuotas según el importe solicitado así como las condiciones de cada prestamista.

Por lo tanto contamos con más o menos tiempo para la devolución según el tipo de préstamo que solicitemos. Vamos a poner varios ejemplos donde se entienda bien esto:

Si solicitamos un préstamo rápido de 1500€ el plazo de devolución será seguramente de meses. Mientras que si pedimos un crédito personal de 30 000 euros serán años y no meses.

Recuerda que el tiempo para la devolución en un crédito a plazo suele varían entre un par de meses hasta un máximo de 8 años.

La cantidad junto las condiciones de financiación de la entidad crediticia es lo que marca el tiempo disponible para reembolsarlo.

En caso de incidencias o problemas para afrontar los pagos en los tiempos establecidos, ponte con contacto con la empresa prestamista para buscar solución. Al igual que los bancos, las entidades de capital privado suelen buscar alternativas de pago cuando esto sucede.

-Solicitud de prórroga en donde se amplía el plazo de devolución pagando menos durante un tiempo limitado.

-Solicitud de carencia en donde negociamos bajo qué circunstancias podemos dejar de pagar (por ejemplo pérdida del puesto de trabajo)

Cuando solicitar un préstamo a devolver en meses

Teniendo en cuenta que los préstamos a plazos están asociados a sumas importantes de dinero, es difícil devolverlo en un único pago como sucede en los microcréditos.

En consecuencia, cuando se acude a este tipo de producto financiero es porque buscamos cantidades altas o bien porque necesitamos devolver a plazos.

Devolver el crédito en cuotas nos da mayor flexibilidad y comodidad, pero a costa de pagar más intereses al alargar el tiempo.

Es por ello, es posible interese o no solicitar un préstamo a plazos según la finalidad, cuando queremos cancelarlo, nuestra situación económica y otras variables.

En resumen

Los préstamos a plazos se asocian a cantidades altas de dinero que nos pueden ayudar para afrontar gastos importantes pudiendo devolverlo con facilidad mediante cuotas mensuales. Aun así, los préstamos a plazos implican pagar una mayor suma de intereses en la devolución. La tasa de interés además suele aumentar en caso de estar registrado en Asnef, ya que los prestamistas aplican clausulas de riesgo restrictivas según nuestro perfil de insolvencia. A pesar de esto, solicitar un préstamo a plazos cuando estamos en Asnef es posible siendo mucha la responsabilidad asumida. En caso de dudas respecto a nuestra capacidad de pago de las cuotas no se recomienda contratar nuevas deudas.